Recomendaciones para cuidadores de pacientes con Demencia en tiempos del Coronavirus

La pandemia ha llegado a nuestras vidas sin ser invitada. Ha cambiado la
forma en que vivimos y nos relacionamos con las otras personas. Representa
un cambio brusco e imprevisto que pone a prueba nuevamente la capacidad de
adaptación ante situaciones adversas o negativas.
En general las reacciones comunes son de miedo y angustia ante la
incertidumbre de lo que sucederá, el miedo al contagio o a contagiar a nuestros
seres queridos.
La ansiedad normal nos ayuda a tomar las medidas de protección necesarias
ante lo que consideramos una situación peligrosa, por ejemplo tomar las
precauciones y medidas de higiene que recomiendan los organismos de salud,
son adaptativas y nos “protegen” de un contagio.
Sin embargo, las personas con Demencia pueden tener mayores dificultades
para comprender y adaptarse a esta situación, debido a que:
Sus rutinas pueden haberse modificado y les es difícil comprender la causa.
Ellos necesitan una rutina estable y este cambio puede haberles ocasionado
mayor desorientación. Esto puede durar unos días hasta que logren adaptarse.

En estos casos se recomienda:
– Mantener una buena iluminación, sobre todo al atardecer – Si se sienten inquietos, permitirles moverse por la casa
– Tratar de distraerlos con alguna actividad que sea calmada y placentera
como pintar, doblar calcetines, ver fotografías, etc.
Los problemas de memoria pueden dificultar las medidas de higiene
necesarias, por lo cual se recomienda:
– Utilizar recordatorios verbales o escritos, en el baño por ejemplo.
– Asistirla e indicarle como realizar el correcto lavado de manos
– Tener alcohol en gel en lugares de la casa por si no se puede acceder al
baño
– Reforzar las medidas de higiene en el hogar y en las pertenencias de la
persona
Pueden surgir dificultades para comprender la magnitud del problema. La
situación de por sí es angustiante para una persona sana, cuánto más para una
persona con sus capacidades deterioradas. En este caso puede ser vivida
como muy amenazante y con poca capacidad de adaptación a la misma, ya
que no cuenta con las herramientas necesarias para tranquilizarse y afrontar de la forma más positiva la situación. Además, la información que mayormente se
recuerda es aquella más negativa o amenazante, debido a que selectivamente
se recuerda la información más importante para la supervivencia. En este
sentido la persona puede quedar fijada en los aspectos más “negativos”, lo que
atenta contra su bienestar. Por esto se recomienda:
– Brindarle información realista en forma serena
– Evitar la sobreinformación, sobretodo de medios sensacionalistas que
promueven el miedo y la falta de control
– Evitar tener la televisión o radio encendida durante mucho tiempo ya que
esto puede provocar inquietud e irritabilidad y promover trastornos de
conducta como: agitación, agresividad, e ideas delirantes (creer que los
personajes hablan con ellos o de ellos). Se recomienda mantener el entorno tranquilo, sin demasiadas interferencias o ruidos, escuchar música que le agrade.
En el caso de la persona que cuida es importante tener en cuenta que
seguramente surgirán pensamientos negativos, ansiedad, angustia producto de
la desesperanza e incertidumbre, irritabilidad, insomnio, malestar físico como
palpitaciones o molestias gastrointestinales, entre otros. En esos casos es
importante:
– Valorar de forma realista la situación: estamos ante una pandemia global
que no podemos controlar
– Tener pensamientos positivos: es una situación temporal que pasará
– Focalizarnos en lo que sí podemos controlar y hacer, como tomar
medidas para evitar el contagio
– Identifica las emociones negativas que surgen (impotencia, angustia,
enojo, tristeza, miedo, etc.) no intentes evitarlas porque se harán más
persistentes. Habla con alguien sobre ellas.
– Si persiste la angustia consulta con un profesional de la Psicología
– Mejora la conexión entre la emoción y la cognición mediante técnicas de
afrontamiento: valora informaciones positivas, potencia las habilidades
utilizadas para afrontar situaciones difíciles, intenta estar tranquila y en
control de la situación.
Por último recordemos que una actitud positiva permite enfrentar mejor la
situación y contribuye a nuestro bienestar y el de todos.
Recuerda: Juntos saldremos adelante!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: